Murió Alfredo Escalante: Adiós, amigo. Por Mariskal Romero

Mariskal-Alfredo Escalante-Darío Escalante (Madrid)

Fue un gran icono de la radio y televisión rockera iberoamericana desde Venezuela -e insigne colaborador también en nuestra radio- con su histórico programa “La Música que Sacude y Sacudió al Mundo”, con el que crecieron varias generaciones de músicos y seguidores venezolanos.

Tenía 74 años y para el que escribe se va un amigo y generoso animador de la escena del rock en español desde que a comienzos de los ochenta auspiciáramos juntos el desembarco en Caracas -allí hicimos radio en Radiodifusora Venezuela- de Barón Rojo y Obús. Abría así la ciudad las puertas, a la vez que Buenos Aires, a todo la avalancha venidera del rock potente en español entre los dos continentes.También estuvimos juntos en el primer Rock in Rio del 85 y a partir de ahí estrechamos una amistad que hizo posible que su talentoso hijo Darío recalara hace unas años en Madrid y fuera parte importante de la consolidación de nuestra web.

Nada más conocer la triste noticia evoco muchos momentos con Alfredo allí y aquí, pero destaco a los dos presentando juntos en el Poliedro de Caracas a

Padre e hijo

Barón y Obús, y hace solo unos años, en la inmensa Concha Acústica caraqueña, a Mägo de Oz; noches inolvidables donde se acuñó el eslogan de “Larga vida al rock en el idioma de Cervantes”. Precisamente en estos días estamos con el montaje del nuevo espacio televisivo Rock Palace y, con la presencia de Sherpa, recordamos ambos aquella pionera cita junto con los locales Arkángel de Paul Gillman en los camerinos del Poliedro y unas imágenes rescatadas donde Alfredo nos entrevista para su programa de televisión de entonces, con los Barones aún celebrando su presencia en aquel Reading del 82.Estremecedor tras su repentina  muerte. Como él solía firmar y escribir con letra clara, reposada y firme como su personalidad (guardo con mucho cariño su disco recopilatorio del 2005 con sus temas favoritos y su autobiografía bajo el título de “40 Años Haciendo Daño”, donde cuenta algunas de nuestras historias comunes), “Que las estrelles te guíen”.

Descanse en paz el colega y amigo. Allí donde vaya seguro que las estrellas sonreirán y sonará la mejor banda sonora anexionada a un alma de radio y rock indomable, eterno francotirador independiente.

Mariskal

Extraído de: MariskalRock.com

Comentarios

Puedes comentar este artículo